SUGERENCIAS PARA PROGRAMAS DE ACTIVIDAD FÍSICA FAMILIARES

SUGERENCIAS PARA PROGRAMAS DE ACTIVIDAD FÍSICA FAMILIARES

Vea algunos consejos para incentivar a la práctica de actividades físicas en familia

Las actividades físicas, cuando llevadas a cabo en familia, presentan varias ventajas. Se mejoran los vínculos familiares, se promueve el bienestar, se mejoran las condiciones de salud y se estimula que los niños desarrollen técnicas de psicomotricidad, coordinación y superación de retos.

Considerando que la obesidad infantil es uno de los grandes problemas de salud pública en todo el mundo, que compromete a la vida futura de las sociedades, como también los costes sanitarios, practicar acciones que estimulen a la práctica regular de actividad física es una acción bastante positiva.

Los profesionales interesados en la promoción de la actividad física pueden capacitarse sobre el tema para mejorar la actuación en el área. Una sugerencia es la Maestría en Actividad Física: Entrenamiento y Gestión Deportiva, de UNINI.

Con el programa, profesionales interesados en educación física, entrenamiento deportivo y gestión de centros deportivos, podrá adquirir conocimientos y recursos para actuar de forma eficaz.

¿Cómo programar actividades en familia?

Se puede comenzar planeando pequeños ejercicios físicos como ir caminando de la casa hasta la escuela, o hasta un medio de transporte, si el trayecto es largo. También optar por resolver algunos temas como por ejemplo, ir al banco o centro administrativo andando, puede ser una opción que estimula a la práctica de la caminata.

Pero además de estas acciones cotidianas, programar actividades divertidas en el fin de semana que incluyan caminatas en parques, zonas verdes en la ciudad u otros espacios naturales, es importante para estimular a la actividad física, el interés por la naturaleza y mejorar los momentos en familia.

También debemos recordarnos que juegos más divertidos envolviendo a una pelota llaman mucho la atención de niños y jóvenes. Montando una red se puede jugar al balonvolea o el tenis, improvisar una canasta para hacer lanzamientos de baloncesto, o montar los arcos para una pequeña partida de fútbol familiar.

Hay muchas actividades que pueden ser realizadas con los niños para combatir el sedentarismo. Hasta mismo los videojuegos pueden ser usados en esta estrategia al optar por juegos que necesitan acciones como saltar, lanzar, bailar, etc.

Y como estrategia para la mejora de habilidades, los padres pueden inscribir los niños en cursos deportivos dónde podrán aprender nuevas técnicas y mejorar las condiciones físicas.

Sin embargo, es importante respetar los intereses de los niños. Observe y hable con los hijos para saber cuáles son las actividades preferidas, para, así, poder lograr mejores resultados.

Fuente: Ponerse en forma como familia

Foto: Todos los derechos reservados