Promueven la participación de ciudadanos en el diseño de sus comunidades

funiber-participacion-ciudadanos

El diseño participativo es un enfoque abordado por el diseñador Jan Gehl y la arquitecta Helle Søholt desde el 2010, a través del estudio Gehl que promueve el diseño de ciudades enfocado en el uso que las personas hacen de ellas

Así mismo, la organización sin fines de lucro Congreso para el Nuevo Urbanismo también impulsa la construcción de espacios públicos a partir de un diseño que involucre la participación de sus ciudadanos, por eso su vocero Robert Steuteville explica cuatro de las razones más importantes para apostar por la participación de las personas en el diseño de sus ciudades:

Fácil acceso

Llegar a un parque o plaza pública a través de un medio de transporte es un beneficio para las comunidades que desean acceder a espacios de reunión. Es mejor si se puede llegar a pie, en bicicleta o en transporte público y no únicamente en auto. En definitiva, el objetivo es reunir personas, así que estos espacios deben ubicarse en zonas transitables.

Barrio

Con el incremento de la actividad digital, las personas se reúnen menos, por eso los espacios públicos representan el espíritu de la sociabilización, son lugares para que las comunidades compartan. Por eso, Steuteville plantea que además del diseño, estos espacios deben “activarse” entre quienes viven y trabajan cerca, para que realmente los usen como espacios de encuentro e intercambio.

Vida saludable

Tener la oportunidad de vivir en un sector que sea transitable ofrece múltiples beneficios. Uno de ellos es que los desplazamientos diarios se pueden realizar a pie, en bicicleta o en transporte público y no necesariamente en automóvil. Otro es que cuenta con espacios donde se puede realizar actividad física sin tener que inscribirse a un gimnasio y pagar por ello.

Menos peligros

Según un estudio realizado por la Universidad de Connecticut, se observó que las tasas de accidentes de tránsito en automóvil ocurrían en 24 ciudades del Estado de California, de las cuales, 12 de ellas fueron construidas antes de 1950 y las otras 12 después.

Las ciudades construidas antes de los años 50´s tenían menos tasas de accidentes que las segundas, por ende las ciudades modernas serían más propensas a sufrir accidentes por el excesivo tránsito vehicular que existe actualmente, asegura Robert Steuteville.

Los alumnos de la maestría de Arquitectura y Urbanismo de UNINI cuentan con una formación  profesionales de alto compromiso social y ético, y una visión global de lo que significa la intervención de una Ciudad.

Fuente de información: 10 razones para diseñar las ciudades pensando en las comunidades

Foto: Todos los derechos reservados