La presencia de mujeres en las facultades de ciencia y tecnología

unini-mulheres-stem

En los últimos años, la presencia de mujeres en las universidades es un crecimiento constante.

En general, el número de mujeres estudiantes universitarias es aproximadamente el mismo que el número de estudiantes universitarios, aunque varía en algunos países de manera más marcada.

Todavía, desde una perspectiva global, las mujeres han ido ganando oportunidades para aprender y desarrollar las habilidades para actuar en el mercado profesional con más libertad. Sin embargo, hay una cosa que aún sorprende. Es aún más bajo el número de mujeres en las facultades de ciertas áreas, como STEM, que representa las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

Entre ellas, el área de informática es quizás la que más se destaca por la discrepancia en el número de alumnos y alumnas. Según la UNESCO, que preparó el informe Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), el 35% de los estudiantes de STEM en la educación superior son mujeres y sólo el 3% de las mujeres eligen las áreas de la tecnología.

Sin embargo, en las áreas de Ciencias de la Salud, Artes, Humanidades y Ciencias Jurídicas y Sociales, el número de estudiantes universitarias es mayor que el número de estudiantes varones.

¿Por qué esta diferencia?

La cultura posiblemente está detrás de esta diferencia en la preferencia de área para las mujeres. Pero el presente, con acciones y movimientos afirmativos y de equidad, ha cambiado esta realidad.

Gloria Bonder, coordinadora de la Cátedra Regional UNESCO Mujer, Ciencia y Tecnología en la América Latina, dice que en la región esta cifra ya supera la tasa mundial, con un 45% de los investigadores en los campos de la ciencia, la tecnología y la innovación formado por mujeres.

Considera que la elaboración de políticas y reglamentos ha logrado reducir la discriminación por motivos de género y que las ONG y las redes de mujeres científicas están promoviendo una mayor visibilidad y luchando por el cambio.

Según Belén Perales, responsable del Departamento de Responsabilidad Social Corporativa de IBM España, «la solución es promover la formación en estas disciplinas desde muy joven, para acabar con los estereotipos que hacen pensar que determinadas profesiones son masculinas o femeninas», según explicó al periódico El País.

UNINI ofrece una amplia gama de estudios a distancia a profesionales interesados en continuar su formación, como el Máster en Educación con especialidad en Educación Superior.

Fuente:

Una educación libre de prejuicios sociales, esencial para fomentar la curiosidad científica y las vocaciones STEM en las niñas

Meninas e mulheres em educação e carreiras stem na américa latina

Foto: Todos os direitos reservados