China deja de reciclar la basura del mundo

China deja de reciclar la basura del mundo

El Gobierno chino se está tomando en serio el Acuerdo de París y prohíbe la importación de basura electrónica y plásticos procedentes de otros países

Cada año se generan en el mundo más de 40 millones de toneladas de residuos eléctricos, conocidos como “chatarra electrónica”. Cuando pensamos en el proceso de reciclaje de estos residuos, imaginamos que las plantas de reciclaje se encuentran cerca de los puntos de recogida. Sin embargo, el principal centro de reciclaje de residuos industriales se encuentra en China, bien más lejos de lo que pensamos.

Uno de los vertederos oficiales de este tipo de basura se encuentra en el distrito de Guiyun, en la ciudad china de Shantou, al sur del país. Se trata de una planta en la que trabajan miles de personas, y la mayoría de estas lo hacen en unas condiciones laborales muy precarias y en talleres clandestinos.

La gran mayoría de empresas dedicadas al reciclaje eran familiares y su único objetivo era aumentar los beneficios económicos, hasta el año 2013. La nueva normativa china, que entró en vigor el pasado 1 de enero, prohíbe la importación de hasta 24 tipos de residuos. Algunos plásticos, papeles y textiles tampoco podrán ser exportados a China, país que durante la época de los 80 se convirtió en el principal comprador de basura procedente de los países desarrollados.

Que China sea la segunda potencia del mundo explica su alto ritmo de crecimiento además de ser uno de los principales factores que explican su alto nivel de producción de basura.

El año pasado China produjo 190 millones de toneladas de basura mientras que Estados Unidos alcanzó casi los 300 millones. A su vez, el Gobierno de Pekín pretende reducir tanto la dependencia de los combustibles fósiles como los niveles de contaminación y ya están tomando medidas para aumentar la eficiencia industrial, sobre todo después del Acuerdo de París.

Con la MAESTRÍA EN GESTIÓN Y AUDITORÍAS AMBIENTALES, patrocinada por UNINI, los alumnos aprenden a analizar la puesta en marcha de nuevos proyectos y sus repercusiones en el tiempo.

Fuente: Así deslocaliza el mundo desarrollado los procesos contaminantes

Foto: Todos os direitos reservados