Estrategias naturales para la conservación del medio ambiente

unini-estrategias-naturais

La naturaleza tiene mecanismos para protegerse de los efectos climáticos y conservar los ecosistemas. Aprender con estas estrategias puede ayudar con la gestión ambiental.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), los sistemas como lagos y otros depósitos de agua naturales pueden capturar el agua de lluvia y almacenarla durante las estaciones más secas. Esta estrategia natural, para que funcione, debe contar con ecosistemas en buenas condiciones para poder abastecer el suelo.

Otro aliado de los suelos son los bosques y arboledas, que, a través de la abundante cantidad de raíces de los árboles, son capaces de retener el agua, filtrarla y dar nutrientes a la tierra, además de proporcionar agua potable. Los bosques también pueden renovar el aire.

Los árboles también ayudan en los centros urbanos ya que mejoran las condiciones atmosféricas, enfrían las altas temperaturas y promueven las sombras.

Otro ejemplo de los beneficios de los árboles para los ecosistemas son los cipreses mediterráneos, que pueden proporcionar resistencia a los incendios forestales y servir como barrera. Sus hojas caídas hacen que el suelo sea más húmedo y evitan que el fuego se propague.

La naturaleza tiene varias ingenierías naturales que pueden ayudar a reducir los impactos ambientales provocados por el cambio climático.

UNINI ofrece la Maestría en Gestión y Auditorías Ambientales para formar profesionales con conocimientos y herramientas para un desempeño profesional más eficiente y eficaz en el desarrollo sostenible.

Fuente: Seis maneras en que la naturaleza protege al mundo del cambio climático

Foto: Todos los derechos reservados