Transformando tomates en bioplástico

funiber-tomate-bioplástico

Proyecto innovador transforma restos del tomate en bioplástico para ser usado en fábricas

En todo el mundo, residuos de tomate son generados diariamente. La piel, la fibra y las semillas son difíciles de reutilizar y se pierden. Un proyecto piloto viene siendo desarrollado por Andaltec (Centro Tecnológico del Plástico) y por el Instituto de Ciencias de Materiales de Sevilla, ambos en España, para transformar los restos del tomate en bioplástico industrial.

Según el coordinador del proyecto en Andaltec, el investigador español Francisco Javier Navas, estimase que en Europa hay casi 25 mil toneladas de residuos de tomate a cada año, la mayoría resultado de la producción de tomate triturado comercialmente. Las empresas, por otro lado, presentan una demanda creciente por bioplástico cuya materia prima representa una alternativa sostenible a los plásticos hechos con petróleo.

De acuerdo con Navas, el proyecto de transformar residuos de tomate en bioplástico es un proyecto “que puede tener un gran potencial y muchas posibilidades para las empresas alimenticias y del sector del plástico”, indicó.

Los investigadores del proyecto esperan implementar la síntesis del material a un nivel industrial sin comprometer el acceso a los alimentos, ya que utilizaría una fuente de carbono alternativa procedente de los residuos de la planta del tomate.

El fundamento del proceso de transformación de los residuos en bioplástico pasa por un procedimiento físico-químico desarrollado en laboratorio que permite retener las principales propiedades del producto natural. “El material presenta la característica especial de adherirse de manera muy eficiente al metal sin la necesidad del uso de otros componentes adhesivos, lo que puede ser clave para el desarrollo de futuras aplicaciones”, explicó Navas.

El programa de la Maestría en Diseño, Gestión y Dirección de Proyectos de UNINI está especialmente dirigido a profesionales de áreas de Diseño de producto de base innovadora.

Fuentes: http://unini.be/14

Foto: Creative Commons por Pixabay