Proyectos de una ciudad sustentable

unini-curitiba-ciudad

Conozca algunas iniciativas para la movilidad urbana de una ciudad que se esfuerza por ofrecer facilidades para los moradores

La ciudad brasileña de Curitiba ya ha ganado diversos premios relacionados al urbanismo. Accesibilidad, reducción de los niveles de contaminación, inversiones en el transporte público e incentivo a la bicicleta como medio de transporte son algunas de las acciones llevadas a cabo por el gobierno junto a la población para mejorar la calidad de vida.

Reducción de la Contaminación

Valorada por la Organización Mundial de la Salud en 2015 como caso de ejemplo de la reducción de la contaminación, Curitiba ha plantado más de 1,5 millón de árboles en los 28 parques y bosques de la ciudad. La población participa reciclando dos tercios de los residuos. Se calcula que el 90% de los moradores reciclan.

La alcaldía ha ayudado en este sentido. Ha sido creado un sistema que permite cambiar basura por saldos para la compra de billetes para el transporte público.

Accesibilidad

Además de tener el 72% de los moradores como usuarios frecuentes del transporte público, la ciudad cuenta con una política de accesibilidad en el sistema de transporte en que el 94% de la flota posee accesibilidad total, con rampas que facilitan ascender en los niveles de la calle.

Los autobuses poseen señalización luminosa que indica la apertura de las puertas, y facilitan el traslado de personas con deficiencia auditiva. En el apoyo de los bancos especiales, hay placas con información en braille con el número del vehículo para que la persona con deficiencia visual pueda identificarlo.

Otra medida lanzada recientemente por el gobierno ha resultado en mención honrosa en la premiación Sustainable Transport Award 2017. La tarjeta “Respeito es una tecnología desarrollada para facilitar la travesía de usuarios de sillas de ruedas y personas mayores en las sendas peatonales. Con la tarjeta, el tiempo de la señal se incrementa en un 50% y da más tiempo para cruzar la calle. Hoy, hay 120 conjuntos de semáforos inteligentes que permiten que el peatón con incapacidad pueda cruzar las vías con más seguridad.

Ciclovías

Diversas iniciativas se vienen haciendo para estimular a la circulación de bicicletas por la ciudad. Desde 2013, más de 60 km de vías han sido implantadas y hay más de 90 km por hacer. Actualmente, la ciudad cuenta con una red cicloviaria de cerca de 190 km, incluyendo en esta lista distintos tipos de vías.

La alcaldía aún incentiva grupos de pedaleadas y reuniones para la presentación de propuestas que mejoren la movilidad de los ciclistas en la ciudad. Ahora, un nuevo proyecto permitirá implementar sensores en las ciclovías que producirán energía desde el movimiento de las bicicletas.

La tecnología permitirá captar el sonido y la vibración de los ciclistas, y la energía producida se utilizará para iluminar la señalización de las propias vías y colaborar para la seguridad en el tránsito. Con los sensores, será posible tener informaciones sobre el flujo y nivel del transporte ciclista, además de ofrecer más seguridad en los cruces.

El proyecto es fruto de una asociación entre el gobierno local, la empresa de energía japonesa Soundpower y el Ministerio de Industria Japonés, que financia la expansión de las vías.

En la  Maestría en Diseño, Gestión y Dirección de Proyectos con Especialidad en Arquitectura y Urbanismo, de UNINI, el programa de enseñanza ofrece a los profesionales conocimiento sobre casos como el de Curitiba, en que el crecimiento urbano y la modificación de la ciudad a través de intervenciones urbanísticas se destacan por la sustentabilidad de los proyectos.

Fuentes: http://unini.be/1vhttp://unini.be/1w , http://unini.be/1x , http://unini.be/1y

Foto: Algunos derechos reservados por Bruna Cs/Flickr