Asentamientos sobre el agua

Asentamientos sobre el agua

Más del 70% de la superficie del planeta es agua y la mayor parte de la población vive alrededor. Algunos de los beneficios del recurso hídrico en las ciudades son mejorar la calidad de agua, reducir inundaciones, aumentar la diversidad local y reducir la temperatura según experto

De acuerdo al Blog GoPlaceIt de Chile, los pueblos de agua son los asentamientos que están generalmente construidos sobre ríos, lagos o el mismo mar. Las casas a menudo flotan en el agua o se encuentra sobre pilotes.

A modo de ejemplo, los Uros en Perú, son un pueblo pre-inca que viven en cuarenta y dos islas flotantes del Lago Titicaca. Estas islas son hechas a mano a partir de una especie de caña nativa (totora) que abunda en las aguas poco profundas del lago.

Otro ejemplo, es Ko Panyi, un pueblo de pescadores en la provincia de Phang Nga, Tailandia. A pesar del reciente aumento del turismo, la vida en Ko Panyi todavía se basa principalmente en torno a la industria pesquera, los turistas sólo la visitan de forma masiva durante la estación seca. La aldea incluye un campo de fútbol flotante inspirado en la Copa Mundial de 1986, construido con balsas de madera y de la pesca.

Asimismo, según Luis Zambrano, investigador del Instituto de Biología y Secretario Ejecutivo de la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel de la Universidad Autónoma de México (UNAM) sostiene que la visión de que las poblaciones regresen  a los ríos ha sido repetida en muchas ciudades alrededor del mundo, y quizá México sea de las últimas megalópolis que estarían buscando implementar acciones para el rescate de los cuerpos de agua y mejorar la calidad de vida.

“Tenemos alrededor de 40 ríos en la Ciudad de México. La mayoría corren del oeste al centro y la mayoría están hoy entubados (dentro de tubos). Rio de la Piedad, Río Magdalena, Río Amecameca son algunos de los ejemplos de estos ríos. Todos se pueden restaurar, lo que quiere decir que se pueden descontaminar, y aprovechar. Los beneficios de tener ríos dentro en la ciudad para los ciudadanos serían de gran valor: mejor calidad de agua, reducción de inundaciones, aumento de la diversidad local, reducción de la temperatura, sobre todo en las olas de calor” sostiene Zambrano.

En esta misma línea, la revista National Geographic destaca las ciudades de Lyon, Toledo, Linz, Florencia, Zaragoza, Oporto o Sevilla, entre otras, como urbes con ríos que viven pendientes de los recursos hídricos y aprovechan las ventajas que traen a la ciudad así como el atractivo turístico.

Para los interesados en proyectos pensados para ciudades inteligentes, la Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI-Puerto Rico) ofrece la Maestría en Diseño, Gestión y Dirección de proyectos  que integra conceptos asociados al diseño, operación y gestión de proyectos, a través de entrenamiento en el uso de herramientas computadorizadas y actualizadas.

Fuente: Lo que le puede enseñar Holanda a América Latina y el resto del mundo sobre cómo adaptarse al cambio climático

Gran Malecón del río Magdalena, el proyecto que le está cambiando la cara a Barranquilla

Foto: Todos los derechos reservados.