tecnologias/2021/11/23/implicacion-humana-en-las-decisiones-tecnologicas

Tecnologías

Implicación humana en las decisiones tecnológicas

unini-emp-liderazgo-1

Cuando los individuos confían plenamente en las herramientas tecnológicas, dejan espacio para los errores y sacrifican la oportunidad de minimizar el impacto de los mismos.

La tecnología se creó para corregir el error humano, pero cuando se convierte en el único responsable de las decisiones, puede haber problemas sociales. Las herramientas tecnológicas también cometen errores. Cuando tenemos una fe ciega en la tecnología, puede que no detectemos los errores en sus procesos. Por ejemplo, una cuenta hackeada de Associated Press anunció a través de un tuit que Barack Obama había sido fusilado en 2013. Esto afectó automáticamente al sistema de negociación de acciones, ya que el algoritmo respondió a la información. Esto provocó una pérdida de 136.000 millones de dólares en las acciones del Dow Jones.

Otro caso de error tecnológico fue el sistema de radar de la URSS que detectó misiles dirigidos a Rusia en 1983. Petrov estaba a cargo del sistema de alerta nuclear y tuvo que basar su siguiente decisión en la tecnología. Podría haber iniciado una guerra termonuclear en ese caso. En cambio, tomó la decisión correcta de no confiar en la tecnología y reconoció que se trataba de una falsa alarma.

A pesar de la gran utilidad de las herramientas tecnológicas, este tipo de errores son habituales. Por ello, la Unión Europea reclama un mayor control humano sobre las decisiones que toman las máquinas. Según las directrices éticas de la Comisión Europea, hacen hincapié en la necesidad de un control humano sobre la inteligencia artificial. En lugar de tener plena autoridad para tomar decisiones, estas herramientas tecnológicas pueden ayudar a los individuos a tomar decisiones más informadas. En otras palabras, los humanos deben mantener su control sobre la inteligencia artificial.

En nuestro uso diario de la tecnología, a menudo dependemos de estas herramientas para tomar nuestras decisiones. Esto puede deberse a la pereza, a la falta de confianza en las decisiones humanas o a la opinión de que las máquinas toman mejores decisiones. Desgraciadamente, estas suposiciones no siempre son ciertas, como hemos visto con los errores anteriores creados por estas máquinas.

En cambio, mediante el uso de la tecnología, los humanos pueden seguir ejerciendo cierto control sobre el sistema. Esto implica la selección de los datos introducidos en el sistema y el análisis de los resultados. Por lo tanto, las decisiones finales las toman los humanos. Esto puede permitir a los individuos reconocer cualquier error cometido por el sistema y, en última instancia, contribuirá al aumento de la tecnología centrada en el ser humano. 

La economía y la salud de nuestra sociedad dependen de esta interdependencia. La tecnología interviene en las operaciones quirúrgicas, las decisiones empresariales y la distribución de la energía, lo que puede repercutir enormemente en la vida de las personas si se producen errores. Por lo tanto, cuando estos procesos continúan bajo control humano, podemos utilizar nuestra inteligencia para evitar las graves implicaciones de los errores tecnológicos corrigiendo rápidamente los fallos. 

La Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI Puerto Rico) ofrece diversos cursos para aprender más sobre el mantenimiento de la tecnología. Por ejemplo, uno de los cursos es la Maestría en Dirección Estratégica con Especialidad en Tecnologías de la Información

Fuente: ¿Por qué no debemos dejar que las máquinas tomen decisiones por nosotros?

Foto: Todos los derechos reservados.

Colaboradores

Copyright ©2022. Universidad Internacional Iberoamericana. Todos los derechos reservados.